| 17 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

El Gobierno sale en tromba a minimizar el ninguneo de Biden a Sánchez

Los pesos pesados el Ejecutivo en la crisis de Ucrania han salido en defensa de Sánchez después de que Biden no contara con él para la videoconferencia con los líderes mundiales.

| Andrea Jiménez España

Moncloa ha lanzado al ruedo mediático a los principales ministros del Ejecutivo envueltos en la crisis de Ucrania para minimizar el último ninguneo del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a Pedro Sánchez. El líder del Gobierno no estaba entre los invitados a la videoconferencia organizada por EE.UU para tratar la situación con Rusia, demostrando, una vez más, la escasa influencia del presidente del Gobierno.

La Administración de Joe Biden informó este lunes que el presidente de EE.UU tenía en agenda conversaciones telefónicas con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von Der Leyen, con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, con el primer ministro de Italia, Mario Draghi, con el canciller de Alemania, Olaf Scholz, con el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, y hasta con el primer ministro de Polonia, Andrzj Duda. Con todos menos con Pedro Sánchez.

Por ello, desde Moncloa han querido dejar claro que ese ninguneo no existe, pese a que no es la primera vez que Sánchez protagoniza un ridículo similar, - solo hay que recordar el paseíllo en la Cumbre de la OTAN-, y que el Gobierno está perfectamente al corriente de los pasos que dan sus aliados.

Félix Bolaños y Margarita Robles son la punta de lanza de esta ofensiva mediática que intenta rescatar a Sánchez de este nuevo fiasco internacional. El primero ha pasado por varios medios de comunicación, el último esta misma mañana en TVE, para intentar justificar la ausencia del presidente en un encuentro de vital importancia para el devenir de la crisis.

Allí ha asegurado que "tenemos una relación muy fluida con nuestros aliados y socios" y que existen conversaciones "continuamente". "Estamos en el centro del circuito de toma de decisiones" ha insistido, para afirmar que "tenemos información y estamos coordinados".

EuropaPress_4190141_ministra_defensa_margarita_robles_ofrece_declaraciones_medios_visita_base_1

La ministra de Defensa, Margarita Robles

En la misma línea, la titular de Defensa, Margarita Robles, ha intentado justificar la ausencia de Sánchez en el encuentro diplomático en una entrevista en la Cadena SER, donde ha reiterado, al igual que Bolaños, que la relación de España con Estados Unidos en el ámbito internacional es "absolutamente permanente", al tiempo que ha puesto de relieve que el líder del Ejecutivo ha estado todo el fin de semana siguiendo con todos los países de OTAN la "evolución de los acontecimientos siendo un socio importante".

"La diplomacia se manifiesta en videoconferencias, que son importantes, pero mucho más en aquellas actuaciones que no tienen salida a la luz pública, que hacen que las administraciones estén en contacto", ha enfatizado Robles.

Pero mientras la tensión sigue creciendo en la zona y una vez que España ya se ha metido de lleno en el conflicto anunciando el envío de cazas y la salida de la fragata ‘Blas de Lezo’, que participará en el despliegue de la OTAN en el mar Negro, ahora se intenta rebajar el tono belicista que tanto ha encendido los ánimos en el seno de la coalición de Gobierno, con la intención de que el conflicto no termine por penalizar electoralmente a ninguno.

Resurge el 'No a la guerra'

De hecho, si primero fueron los miembros de Podemos los que rescataban el 'No a la guerra', abriendo una brecha importante en el seno de la coalición, que ha alimentado el propio Pablo Iglesias atacando a Margarita Robles, ahora también desde el lado socialista se vuelve a hablar de diálogo y de diplomacia para intentar resolver el conflicto.

De hecho, ha sido la propia titular de Defensa la que ha recurrido al eslogan, para asegurar que el Gobierno también está en el 'No a la guerra', pero ha asegurado que España "no puede mirar a otro lado" en la crisis de Ucrania y que tiene que demostrar "solidez y responsabilidad".

Preguntada acerca de cuál es el riesgo de que España vaya hacia una intervención militar, Robles se ha remitido a las palabras del Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, en las que aseguró que la situación "no es dramática" y que "todos los mecanismos diplomáticos están en marcha".

Apuesta por la vía diplomática

"No vamos a minimizar la situación, pero al mismo tiempo vamos a poner todo el esfuerzo en que la vía diplomática tenga un final feliz", ha trasladado la ministra, a la par que ha matizado que la vía diplomática por la que apuesta OTAN "no caduca nunca".

También Bolaños ha esgrimido un discurso similar, al ser preguntado sobre si hay un contraste en esta apuesta por la diplomacia y la decisión de Estados Unidos de poner en alerta a 8.500 soldados para actuar, si fuera necesario, en el conflicto entre Rusia y Ucrania. El ministro ha indicado que son "medidas complementarias".

Así, ha insistido en que la diplomacia es fundamental y el Gobierno apuesta por ella, pero también son necesarias las medida de disuasión para garantizar la legalidad internacional, "que los países conozcan que hay que cumplirla y no se puede quebrar". Además ha destacado el hecho de que haya una posición única tanto en la Unión Europea como en la OTAN.

A la espera de la comparecencia de Albares

Mientras tanto, pese al revuelo inicial generado desde Podemos contra las medidas tomadas por Defensa, firmando incluso un manifiesto en contra junto a los partidos independentistas, los ministros morados han preferido rebajar el tono para evitar una fractura total en el Gobierno, una vez que desde el PSOE han optado por volver a recurrir al discurso de la diplomacia. 

De hecho, desde el propio partido morado han quitado importancia a las palabras de Pablo Iglesias remarcando que "ha manifestado una opinión que yo creo que coincide con la opinión absolutamente mayoritaria de los españoles. Pero lo ha hecho como Pablo Iglesias, no como portavoz de Podemos”, recalcó el coportavoz Pablo Fernández.

Ahora, todos están pendientes de las palabras que pronunciará este martes en el Congreso de los Diputados el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, que expondrá la postura oficial del Gobierno al respecto y a partir de ahí se verá el rumbo que toma la coalición.