| 26 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
José Sacristân
José Sacristân

Pablo Motos se queda de piedra en El Hormiguero ante el regalo de José Sacristán

El actor ha acudido al plató con motivo de la película '13 Exorcismos' cargando una pequeña bolsa con una sorpresa para el presentador.

| ESdiario Medios

José Sacristán ha acudido a 'El Hormiguero' para presentar su nueva película, titulada "13 Exorcismos". La ficción cuenta la historia de cómo unos padres desesperados por el siniestro comportamiento de su hija piden ayuda a uno de los exorcistas autorizados por el Vaticano para intervenir en casos de posesiones demoniacas.

El veterano actor ha aprovechado su regreso al plató de 'El Hormiguero' para agradecer a Chinchón, su pueblo, la calle que le han puesto a su nombre. "Vengo de un fin de semana en Chinchón donde se ha puesto mi nombre a una calle", comenzó explicando.

Tras ello, el intérprete le ha regalado a Pablo Motos algo típico del municipio: ajos finos. "De ese acto ceremonial en Chinchón traigo un obsequio muy particular para mi amigo Pablo", dijo el actor instantes antes de mostrar la sorpresa. 

El presentador ha bromeado afirmando que a su mujer no le gustan porque dice que te huelen los poros, algo que José ha asegurado que no sucede con los de Chinchón. "El ajo de Chinchón huele a gloria", sentenció José Sacristán en su regreso a 'El Hormiguero'. 

Tras ello, José Sacristán contó a Pablo como preparó su papel hablando con un experto en exorcismos. "No eran necesarias demasiadas explicaciones y yo tampoco las pedí. Solo eran necesarias las justas para manipular en el tiempo y en el espacio los elementos con los que hacía su labor", ha indicado el actor, que ha contado que no departió mucho con él. "Por respeto, hablé lo justo, nada más. Si yo hubiese insistido en preguntarle algún otro pormenor, me hubiera sido muy difícil contener la risa. Entonces preferí decirle que me explicara por encima cómo era un exorcismo.