| 25 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Imagen del funeral de Benedicto XVI.
Imagen del funeral de Benedicto XVI.

TVE patina en su crónica sobre Benedicto XVI y una consejera afea el detalle

La corresponsal del ente público en Roma, Begoña Alegría, se centró en sus críticas negativas respecto al Papa emérito, lo que no gustó nada a Carmen Sastre y a numerosos internautas.

| Redacción Medios

La figura del Papa Benedicto XVI ha sido recordada en las últimas horas desde que falleciera en la mañana del último día del año. Pese a tratarse de la Nochevieja, los medios de comunicación de todo el mundo miraron hacia el Vaticano para informar de la muerte de un hombre completamente irrepetible, que condujo a la Iglesia Católica desde abril de 2005 hasta febrero de 2013, fecha en la que renunció alegando "falta de fuerzas". 

Televisión Española tuvo el acierto de cortar la programación para informar en directo de una noticia de auténtico impacto. Sin embargo, la precipitada crónica que realizó Begoña Alegría, corresponsal en Roma para el ente público, no estuvo, ni de lejos, nada acertada. Y es que la que fuera durante año y medio directora de los Servicios Informativos de Televisión Española, por decisión plenipotenciaria de Rosa María Mateo, se centró únicamente en los aspectos negativos del papado de Benedicto XVI. 

 

Los descalificativos no cayeron en saco roto para muchos de los espectadores que en ese momento estaban siguiendo la emisión de Televisión Española. La cuenta de Twitter Plataforma TVE Libre resumió el sentimiento de gran parte de los telespectadores. "La corresponsal de Radio Televisión Española en Roma, Begoña Alegría, pone el acento negativo en la crónica de la muerte de Benedicto XVI, lo que mancha el acierto de cortar la programación de La Uno. Alguien debería decirle que sea neutral".

Tampoco pasó desapercibida esta desafortunada crónica para Carmen Sastre, consejera de Radio Televisión Española a propuesta del Partido Popular, que sirvió de altavoz para la denuncia con un lacónico "Por si no lo han visto".