Dispositivo especial para proteger a la mosso que mató sola a cuatro terroristas

Imagen de la zona donde fueron abatidos los terroristas.

Han trascendido algunos datos sobre la mujer policía que abatió a los yihadistas que pretendían provocar otra matanza en Cambrils. No pueden saberse más para salvaguardar su identidad.

Los Mossos de Esquadra tienen ahora una preocupación paralela: mantener el anonimato de la única agente del cuerpo fue la encargada de abatir ella sola a los cuatro terroristas que huían de un control policial y pretendían provocar una matanza en Cambrils. 

Según ha podido saber ESdiario, los Mossos han activado un protocolo de seguridad extraordinario en torno a este agente para que no se difunda ni imagen alguna ni por supuesto ningún dato sobre su identidad. Un dispositivo en el que también están colaborando los ministerios españoles de Justicia e Interior. Según fuentes policiales conocedoras del caso, las precauciones que se han adoptado en torno a esta agente es idéntico al que se establece cuando se quiere proteger la identidad de un testigo o la de un colaborador de la Policía. 

Desde que se produjera el tiroteo, la agente ha sido sometida a una suerte de aislamiento protegiéndola de esta manera de inoportunas filtraciones. Del mismo modo, los Mossos han solicitado a todo aquel que hubiese podido tomar imágenes o fotografías del tiroteo que las entregue voluntariamente en la Comisaría y, por supuesto, no las difunda por ninguna red social par evitar que su compañera pudiera ser identificada. En este empeño se ha puesto "especial celo", indican las fuentes a este diario.

Asimismo, se ha pedido a los propios compañeros de los Mossos de Esquadra que no realicen ningún tipo de comentario sobre la identidad de la agente para intentar así preservar su anonimato. En este sentido, según las fuentes consultadas, en las primeras horas sí se compartió en círculos reducidos la imagen de la agente, por lo que no se descarta que pudiese trascender de alguna forma.

Por su parte, en las próximas horas la agente tendrá que presentar declaración ante el titular del del Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, el juez Fernando Andreu, quien ya investiga los hechos ocurridos en Barcelona. Serán en este caso los agentes de la Policía Nacional quienes sean los encargados de que no trascienda ningún dato personal y profesional de esta policía que con la pericia de sus disparos evitaba una nueva tragedia esta vez en la localidad tarraconense de Cambrils.

Noticias relacionadas

Este website utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando o pulsa aceptar, consideramos que acepta su uso. Política de cookies