| 08 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La candidata de estas elecciones de Por Andalucía, Inmaculada Nieto, en un acto con Yolanda Díaz e Íñigo Errejón, y el coordinador andaluz de IU, Toni Valero.
La candidata de estas elecciones de Por Andalucía, Inmaculada Nieto, en un acto con Yolanda Díaz e Íñigo Errejón, y el coordinador andaluz de IU, Toni Valero.

IU airea los trapos sucios de la conformación de Por Andalucía y ataca a Podemos

El coordinador de IU en Andalucía señala que el proceso para crear la coalición fue un "trágala de Podemos" en el tiempo límite y les ha dejado con una "injusta representación" en el grupo.

| Manuela Herreros Andalucía

El último análisis de los resultados obtenidos en las elecciones autonómicas por la coalición Por Andalucía ha llegado de una de las formaciones que la componen, Izquierda Unida, para desatar una nueva polémica por sus discrepancias con Podemos. El coordinador general de IU en la comunidad, Toni Valero, ha presentado un informe político en el que se analiza la situación que ha conllevado a un "resultado muy malo".

Por Andalucía, que integra a Izquierda Unida, Podemos, Más País, Verdes Equo, Iniciativa del Pueblo Andaluz y Alianza Verde, ha obtenido tan sólo cinco diputados, muy lejos de los 17 escaños que lograron en los anteriores comicios concurriendo como Adelante Andalucía con Teresa Rodríguez dentro, que ahora en solitario tampoco ha tenido mucho éxito logrando sólo dos representantes.

Y entre el análisis del coordinador además de recordar la ruptura del grupo parlamentario en plena legislatura que "emitió ruido" hasta la propia campaña electoral, ha señalado a que el proceso para conformar la coalición de Por Andalucía fue un "trágala de Podemos".

El coordinador de IU en Andalucía, Toni Valero.

 Valero asegura que el proyecto "se vino frustrando desde diciembre" por no entenderlo como "genuinamente andaluz" y se complicó "extremadamente" a partir de marzo, cuando las tensiones estatales generadas por la guerra en Ucrania se trasladaron a la negociación, y se produjo el "bloqueo de la dirección estatal de Podemos para llegar a acuerdos". Como consecuencia, ha explicado, se generó una "incertidumbre" en torno al proyecto que se iba a presentar, en un contexto donde la tensión era constante por el previsible adelanto electoral.

.Al fin, el pacto sale adelante bajo la marca Por Andalucía, que Valero ha catalogado como una imposición de Podemos, "a pocos minutos de que se cerrase el plazo", y que dejaba a IU "en detrimento" y con una "injusta representación" en el grupo parlamentario. Sin embargo, asegura que se siguió adelante para trabajar en un frente amplio, visibilizar la marca e incorporarla al nuevo ciclo electoral. De no ser así, ha advertido que "se habría puesto en serio riesgo la estabilidad del espacio político estatal".

 

Por ello, Valero considera que fue una decisión "responsable", pero que se volvió a ver empañada por el "ruido" cuando Podemos no llegó a tiempo al registro y quedara fuera de la papeleta, "generando confusión entre electores" que todavía asociaban a Teresa Rodríguez con Podemos. A ello se suma la destitución en plena campaña de Amanda Meyer, jefa de gabinete del ministerio de Igualdad, de Irene Montero.

También apunta como responsable a Rodríguez

La portavoz de la coalición y líder de IU, Inmaculada Nieto, señaló recientemente a Rodríguez de no haber querido formar parte del proyecto, como justificación de esos malos resultados electorales, favoreciendo a la fragmentación de la izquierda. Y ahora es Valero el que vuelve a culpar a la portavoz de Adelante Andalucía de lo mismo. 

 

Según el coordinador estos comicios se han disputado en un escenario marcado por la "derechización" del voto en Andalucía, la desmovilización de votantes progresistas, la fragmentación del espacio de izquierdas en dos marcas que no han sabido diferenciarse y afectadas por el "ruido" desde antes de la campaña; a lo que suma las críticas al Gobierno central de PSOE y Podemos por la crisis de la inflación.

Así, Valero ha explicado que el proyecto de izquierdas ha pasado de cerca de 586.000 votos en las elecciones de 2018 como Adelante Andalucía, a unos 451.000 votos entre las dos opciones, que suman siete escaños. De haber ido en una única papeleta, se estima que hubiesen llegado a los 12 escaños, y por ello el coordinador ha puntualizado que no entiende "la apuesta por la dispersión y no por encuentro".