| 12 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Miquel Buch
Miquel Buch

La imputación de Buch por dar escolta a Puigdemont retrata a Sánchez

La Fiscalía Superior de Cataluña pide seis años de prisión para Miquel Buch por ofrecer servicio de escolta a Puigdemont en Bélgica con dinero público.

| L.S España

La Justicia no da tregua a los independentistas, al igual que tampoco dió vía libre a unos indultos rechazados por una gran parte de la ciudadanía, conscientes de que los secesionistas incumple la ley una y otra vez. 

De hecho, un nuevo mazazo ha hecho temblar a los nacionalistas ya que la Fiscalía Superior de Cataluña ha pedido condenar a Miquel Buch exconseller de Interior con Quinn Torrá a seis años de prisión y 15 de inhabilitación por supuestamente facilitar servicio de escolta a Carles Puigdemont en su huida a Bélgica. Un aviso al propio Sánchez por querer perdonar a los que anuncian una y otra vez que lo volverán a repetir.

 

La acusación atribuye a Buch los presuntos delitos de malversación y prevaricación, y también señala al sargento de Mossos d'Esquadra Lluís Escolà como cooperador necesario. El fiscal sostiene que Buch decidió facilitar a Puigdemont un servicio de protección en el extranjero con "personas de su estricta confianza a costa del erario público". 

La acusación calcula que el sueldo de Escolà como asesor durante ese tiempo superó los 52.700 euros en total, y sostiene que no hizo funciones de asesor del conseller -tacha sus informes de estar "plagados de generalidades, por corresponderse con la recopilación de otros textos"- y lista 18 viajes a capitales europeas en los que el sargento supuestamente dio protección a Puigdemont.

En el escrito, el fiscal afea que Buch designó a Escolà como asesor en sistemas de seguridad en "un acto de mera arbitariedad" y con la única intención de que escoltara a Puigdemont a pesar de que el Tribunal Supremo (TS) ya le había declarado en rebeldía por no comparecer en la causa por el 1-O.

Pero siguiendo el argumentario habitual del independentismo, Buch ha considerado que la petición de la Fiscalía Superior de Cataluña de pedir seis años de prisión es "una pieza más de la causa general contra el independentismo".

Además, ha insistido en que ni los indultos ni la firma de un nuevo acuerdo, como puede ser un nuevo estatuto catalán frenarán sus deseos secesionistas. "Ellos no paran, pero nosotros tampoco", ha zanjado.