16 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La ministra de Sanidad, Carolina Darias
La ministra de Sanidad, Carolina Darias

Sanidad garantiza las vacunas pese a que las reservas están ahora a cero

Darias insiste en que se está cumpliendo el plan establecido y que los retrasos de deben a "incidentes menores" en la distribución aunque ya haya regiones que han suspendido la vacunación.

| Andrea Jiménez España

"Incidentes menores en la distribución". Así ha definido la nueva ministra de Sanidad, Carolina Darias, los problemas en el abastecimiento de vacunas que se está produciendo en los últimos días y que han supuesto que gobiernos, como el de la Comunidad de Madrid, suspendiesen la inoculación de la primera dosis, para centrarse en la segunda y poder seguir los protocolos.

Las reservas de vacunas están a cero, pero Sanidad insiste en mantener su objetivo de tener vacunado en el verano al 70% de la población, asegurando que el plan va según lo previsto. Darias insistido en que los retrasos se han debido a un "cuello de botella" en la llegada de nuevas dosis y que Pfizer se ha comprometido a compensar. Además, ha asegurado que las Comunidades Autónomas "ya saben" el número de dosis de vacunas de Pfizer-BioNTech que van a recibir "en las próximas cinco semanas", a pesar de los retrasos.

 Por ello, ha defendido que el proceso de vacunación "avanza a buen ritmo". "La estrategia común funciona. Es más, el ritmo es óptimo", ha reivindicado. La ministra ha realizado una "valoración positiva" del proceso, iniciado hace algo más de un mes en España, y ha celebrado que apenas "un número muy escaso" de españoles ha rechazado vacunarse hasta ahora: "Es un dato que debemos celebrar y que demuestra la excelente aceptación de la vacuna en nuestra sociedad".

Además, ha anunciado que España comenzará a recibir este domingo otras 52.000 dosis procedentes de la farmacéutica Moderna, por lo que ha insistido en que "nadie que quiera vacunarse se va a quedar sin hacerlo, porque este Gobierno ha hecho los deberes en tiempo y forma".

Aun así, a pesar del tono triunfalista de la ministra, el único dato realmnte "esperanzador" que ha lanzado ha sido el relacionado con "el impacto de la vacunación en la incidencia". "Los datos sugieren que las vacunas estarían empezando a tener efecto protector sobre las personas que viven en residencias", ha asegurado, por lo que solo falta que realmente se pueda extender la vacunación al resto de la población cuanto antes.

La ministra de Sanidad asegura que "estamos empezando a doblegar la curva" a pesar de los datos diarios de contagios y fallecidos

Por otra parte, el tono optimista del Gobierno ha continuado al hablar de la evolución de esta virulenta tercera ola. "Estamos empezando a doblegar la curva", ha asegurado, a pesar de que las cifras de fallecidos rondan diariamente las 500 personas.

"Los indicadores nos siguen situando dentro del escenario de riesgo muy alto o extremo, pero estamos empezando a doblegar la curva", ha celebrado, aunque puntualizando que "todavía quedan semanas duras para doblegar la curva y mantenerla baja".

Darias ha advertido de que las hospitalizaciones y los fallecimientos comienzan a descender semanas después de los contagios, por lo que ha mostrado su preocupación. "El número de casos nuevos está descendiendo y algunas CCAA están en descenso pero la ocupación hospitalaria es muy alta: ocho comunidades autónomas tienen la mitad o más de camas UCI ocupadas por pacientes con COVID-19. Nos esperan días difíciles y complicados", ha recordado.

La cepa británica podría encontrarse en entre un 5% y un 10% de los casos

Por otra parte, Darias ha explicado que en España se han notificado 350 casos confirmados de la variante británica, aunque "estimamos que los casos sospechosos son entre un 5 y un 10% del total de los casos confirmados", de manera que si Sanidad notificó ayer casi 35.000 casos en 24 horas, supondría que hasta 3.500 podrían ser infectados por la cepa descubierta primero en Gran Bretaña.

En este sentido, ha esgrimido que "las próximas semanas serán claves y determinarán si va ocupando poco a poco" el espacio central de los contagios, tal y como está ocurriendo en otros países. "Las últimas evidencias disponibles en Reino Unido indican que se asocia a una mayor transmisibilidad y también podría ser más virulenta", ha resaltado.