22 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Jordi Sánchez
Jordi Sánchez

Jordi Sánchez relata los "sueños horribles" que tuvo estando en coma inducido

El actor ha concedido una entrevista en la que ha contado cómo se encuentra tras haber permanecido más de un mes en el hospital después de haberse contagiado de coronavirus.

| Clara Ballesteros Medios

Jordi Sánchez ha narrado en una entrevista concedida en Catalunya Radio cómo ha sido su experiencia con el coronavirus, el cual hizo que tuviera que estar 24 días en como inducido a raíz de la neumonía provocada por la enfermedad. Asimismo, ha querido explicar cómo se contagió de la Covid-19.

"Nos ponían el palito por la nariz y nos miraban con lupa, pero hay un momento en el que tienes que estar sin mascarilla. Cuando te la quitan no sabes si la persona que tienes delante está contagiada o no", ha comentado el actor de La que se avecina. Como consecuencia de ello, "cinco o seis personas más también se contagiaron".

 

El intérprete ha explicado que los cuatro primeros días sintió como si tuviera gripe. "Yo tampoco tuve mucha fiebre, pero no terminaba de encontrarme bien", ha comentado. Poco después, su estado de salud empeoró y tuvo que ser ingresado en la UCI, donde permaneció en coma inducido durante casi un mes.

"Tuve sueños horribles", ha confesado Jordi Sánchez, quien llegó a pensar que su hijo había fallecido. "Pensé que mi hijo estaba muerto. Estaba triste y hecho una mierda. Hasta el tercer día no me atreví a preguntar si lo que había soñado era verdad. Luego me dijeron que no y me puse a llorar", ha relatado.

24 días en coma inducido en los que asegura que vivió "en un mundo paralelo" como consecuencia de la gran cantidad de medicación que tuvo que tomar. "Estaba tan drogado que pensaba que todo aquello era cierto. Las alucinaciones son más fuertes que los sueños", ha explicado.

Ahora, ya en casa, al actor todavía le queda un proceso de recuperación por delante. "Después de 24 días en coma inducido, cuando me despertaron no podía ni caminar ni hacer nada, ni siquiera escribir. A los dos días ya escribía y a los cuatro ya caminaba", ha explicado. Unas semanas muy duras tras las cuales ya ha podido reencontrarse con algunos de sus amigos, como es el caso de Nathalie Seseña, compañera de reparto en La que se avecina.