12 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Alonso Caparrós.

Anabel Pantoja no cumple su amenaza y encima saca de quicio a Alonso Caparrós

Lo de amagar con irse definitivamente se ha convertido en una muletilla más para la sobrina de Isabel Pantoja que parece intentar batir su propio récord en otra disciplina muy particular.

| Redacción Chismógrafo

Dijo que se marchaba definitivamente (ya lo había hecho mil veces antes) pero ahí sigue. Y no será porque no esté pasando una de sus peores rachas laborales en Sálvame... Por una cosa o por la otra Anabel Pantoja discute prácticamente todos los días que va al programa de Telecinco y luego acaba disculpándose y volviendo al redil.

Este jueves le tocó el turno del enfrentamiento nuestro de cada día a Alonso Caparrós, que se quedó loco con la actitud tan irrespetuosa que estaba teniendo con él mientras hablaba.

Claro que Pantoja no fue la única que alzó su voz para discutir con el colaborador, también  Chelo García Cortés.

Alonso Caparrós intentaba hablar para dar su opinión y Chelo García Cortés, junto con Anabel Pantoja, interrumpieron a su compañero varias ocasiones. Algo que hizo que explotara y asegurara públicamente que siempre que intentaba hablar, sus dos compañeras intervenían para cortar su explicación.

El tenso desencuentro entre Alonso y Anabel terminó con la prepotencia de la sobrinísima de Isabel Pantoja, que aseguró que a su compañero le encanta montar estos espectáculos para ser convocado más días por la organización y así acudir más días a Sálvame, una declaración que retiró minutos más tarde porque el colaborador se ha mostrado molesto con esa afirmación.

Lo que queda claro es que Anabel lleva una de sus peores rachas laborales, todo coincidiendo con que Kiko Rivera se sentase por primera vez en el Deluxe para hablar sobre sus problemas con Isabel Pantoja. La situación le está pasando factura y lo cierto es que se la puede ver más susceptible que nunca.