17 de Abril de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Fiama y Manuel se dejaron llevar por la pasión.

Desatan su pasión en el baño de las Tentaciones y Barneda revienta sus números

Ni la emoción de la prórroga de la Copa del Rey en Cuatro pudo hacer sombra a una gala del reality más exitoso de Telecinco en la que volvieron a marcarse varios récords de edición...

| Candela Alba Chismógrafo

 

 

Manuel y Fiama avanzan a pasos adelantados, cada vez que se emitet un nuevo episodio de La isla de las tentaciones los espectadores se dan cuenta de que la atracción sexual que hay entre ellos es bestial y muestra de ello son las imágenes en las que se ve como se pasan todo el día enredados, besándose, abrazándose... hasta que no han podido resistir más la situación y han caído en el pecado.

Cuando ya todo el mundo dormía en la villa de los chicos, Fiama aparecía en la habitación de Manuel y la pasión empezaba a desatarse en la cama... Aunque pararon en el momento oportuno, la concursante se fue para el baño para lavarse los dientes y en ese momento, su "lío" acudía detrás de ella...

Sonidos de todo tipo salían de ese cuarto de baño y, aunque las cámaras no captaron ese momento tan caluroso, era más o menos evidente lo que había pasado entre ellos. De hecho, Manuel lo confesaba al día siguiente a sus compañeros: "Estábamos en la cama y ya estaba la cosa... me dijo que se iba a lavar los dientes y le contesté pues te voy a dar la pasta. No es nada malo aquí nadie a matado a nadie, el sexo es algo normal en la vida".

Sin embargo, Fiama se levantó llorando y aseguró que lo que había ocurrido estaba mal, sobre todo por Lucía, ya que no se merece ver esas imágenes: "No era necesario por 30 segundos de mierda, no he sido empática con la novia de Manu, una cosa es que me bese y otra cosa es que haya algo más".

Claro que Lola tampoco anduvo más fina que Manuel. Cuando parecía que Lola y Diego seguían juntos después de protagonizar la primera hoguera de la confrontación y confesar seguir enamorados el uno del otro, la cose ha liado mucho...

Lola volvió a Villa Montaña dispuesta a demostrar a su novio que podía confiar en ella y reparar el daño que había hecho. Pero, una vez más, la historia dio un giro de 180 grados. 

Carlos no cesó en su intento de conquista. Ella le había dicho que a partir de ahora iba a "contenerse", pero él ya le advertía que le iba a ser muy complicado. Y con la llegada del cumpleaños de Lola, ¡llegó el beso! Después de mucho tonteo, un acercamiento hizo que ella cayese en la tentación bajo las atentas miradas de Marina y Lucía, que criticaban lo que estaban viendo.

La cosa fue a mayores. Lola y Carlos ya no se escondían de la casa, así que se dejaron ver dándose arrumacos en el sofá de la piscina. Cuando ya era hora de dormir, Lola le invitó a su habitación. "Voy ya no vaya a ser que te lo pienses mejor", le dijo él animado. Sin compartir ya una cama con Lucía como en su primera noche, Lola se dejó llevar del todo con Carlos y acabó cayendo de lleno en la tentación. "Ha pasado. Para mí, compenetramos muy bien. Es un chico que me está gustando muchísimo. Me ha apetecido y ya está", explicó después.

Los dos "hitos" sexuales de la tercera edición de La isla de las Tentaciones dispararon el programa de Sandra Barneda en Telecinco este jueves de gala hasta el 29% y 3.190.000 espectadores, sus mejors datos combinados desde hace más de un mes y el liderazgo indiscutible del prime time por delante de Cuéntame en La Uno (10.3% y 1.889.000), El Nudo en Antena 3 (7.6% y 954.000). 

Ni siquiera la prórroga del partido de Copa del Rey en Cuatro entre Levante y Athletic de Bilbao pudo hacerle demasiada sombra (14.4% y 2.354.000).