| 23 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Semillas de chía, el superalimento que no puede faltar en las dietas
Semillas de chía, el superalimento que no puede faltar en las dietas

Semillas de chía: Todo lo que necesitas saber sobre el nuevo superalimento

La chía es un alimento muy pequeño, pero que cuenta con unos beneficios de lo más saludables para incluir en cualquier dieta

| Redacción Belleza/Bienestar

La chía es el mejor alimento que puedes añadir en tus comida. Estos son algunas de las propiedades y beneficios que la convierten en el complemento perfecto de tus comidas.

Las semillas de chía son diminutas, pero una fuente vegetal de ácidos grasos poliinsaturados. Son fáciles de incorporar en la dieta habitual y se usa como sustituto del huevo en la cocina vegana. ¿Cuáles son realmente lo beneficios de la chía? ¿Cómo se come?

 

Cada vez son más las personas que deciden añadir nutrientes que complementen su dieta saludable. Para ello, alimentos como la chía, la cúrcuma o el Kimchi, se incorporan a las dietas europeas de manera muy rápida. Las ventajas son tantas, que no querrás dejarla de lado en tu dieta. 

 

 

¿Qué es la chía y sus beneficios?

Las semillas de Chía son pequeñas semillas que provienen de la planta salvia hispánica, de la familia de la menta. Esta planta procede de América del Sur, concretamente, de la zona de México, El Salvador, Honduras y Guatemala. 

Es un alimento bastante de moda, ya que están recomendadas en las dietas de hábitos más saludables, además de su facilidad para conseguirlas en los supermercados. Además, es un alimento libre de gluten, por lo que los celíacos pueden comer sin ninguna clase de problemas. 

En las culturas Maya y Azteca, este alimento estaba incorporado en sus dietas, debido a la gran cantidad de energía que aportaban. De hecho, en Maya, "Chía" significa "fuerza". 

 

Aunque su implementación en dietas sea de lo más antiguo, es muy reciente el reconocimiento de la chía como un superalimento. 

La chía cuenta con un alto volumen de ácidos grasos omega-3 que, junto con los ácidos grasos omega-6, son la proporción perfecta para el organismo. Es decir, son una buena fuente de minerales, como calcio, boro y magnesio

Además, las semillas de chía contienen un alto contenido en fibra. Son perfectas para regular el tránsito intestinal y es saciante, de hecho, una ración, puede contener hasta 12 gramos de fibra. 

 

La chía cuenta con una serie de beneficios que es importante valorar y tener en cuenta. Además, implementarla en tu dieta habitual será muy sencillo, mas de lo que imaginas. 

1. La chía protege el corazón y reduce el colesterol

Al ser tan ricas en omega-3, las semillas de chía cuentan con ácido graso esencial. Esto implica a unas propiedades antiinflamatorias, vasodilatadoras y antitrombóticas.

Es decir, ayudan a la presión arterial y al colesterol en sangre. Aumenta las HDL y reduce las LDL. Todo ventajas, ¿a que sí?

2. Regular el tránsito intestinal con chía

Una de las formas de tomar la chía es sumergiéndola en agua. La chía triplica por diez su tamaño, lo que ayuda a presionar las paredes intestinales dentro del tracto digestivo.

Es por eso que las semillas de chía mejoran el estreñimiento y facilita la expulsión de las heces. 

 

 

 

3. La chía ayuda a perder peso

Dentro de los múltiples beneficios de la chía, está la ayuda en la pérdida de peso. Esto se debe, en parte, al poder saciante de este superalimento. Produce sensación de saciedad gracias a su capacidad a la hora de absorber los líquidos.

Además, es capaz de reducir el azúcar en sangre, por lo que podrás reducir los dulces en tu dieta sin apenas esfuerzo. Es un alimento de lo más sano para los diabéticos gracias a esta capacidad. 

4. La protección antioxidante de la chía

La chía posee una alta concentración de fenoles, unos antioxidantes que frenan la actividad de los radicales libres. Esto ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel, además de reparar los tejidos musculares.

 

 

 

5. Cuidar los huesos con chía

No es necesario tomar demasiada chía diariamente. Con sólo 30 gramos de semillas de chía, podrás obtener el 20% de la cantidad de calcio recomendada.

Contiene boro, un mineral de lo más importante en nuestro cuerpo que ayuda a metabolizar el calcio.

6. Ayuda en la diabetes

La chía es uno de los mejores complementos en la alimentación destinada a diabéticos. Es, sin duda, por la gran cantidad de fibra que contiene. Además, ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre. Y ya no sólo eso, si no que evita que existan picos de glucosa e insulina en sangre. 

Por eso, consumir las semillas de chía en compotas de fruta, cocidos de legumbres o cereales, es una de las mejores opciones.

 

 

 

 

¿Cómo se comen las semillas de chía?

Gracias a las múltiples propiedades que facilitan la digestión, la chía puede ser consumida por cualquier persona y en diferentes recetas.

Estas son algunas de las formas más habituales de consumo. En este caso, necesitarás tan sólo los siguientes ingredientes:

  • Una cucharada de semillas de chía
  • Un vaso de agua o de zumo de frutas

El método de preparación es muy sencillo. Colocas las semillas de chía en el agua o zumo, dejándolas reposar unos 10 minutos, hasta que absorban todo el agua. La textura será un tanto gelatinosa una vez consumido el líquido. 

Puedes tomarla a cucharadas o añadirla a algún plato de comida. También puedes almacenarla en el refrigerador para un consumo en cualquier momento.

Si lo prefieres, se pueden añadir las semillas a ensaladas o postes, además de cereales y leche. Incluso se pueden machacar cuidadosamente para añadirlas a sopas y cremas. 

En la panadería, su uso es bastante habitual. Las semillas de chía tienen un alto concentrado en proteínas, grasas buenas y fibras dietéticas.

 

Receta de chía fresca

La chía fresca es una de las bebidas más populares en Centroamérica y se pueden consumir los brotes tiernos de las semillas, ya que aportan altas cantidades de vitaminas y minerales. 

Esta receta de chía fresca es muy sencilla. Tan sólo se deben mezclar las semillas de chía con agua, jugo de limón azúcar.

 

 

 

¿Qué contraindicaciones tiene la chía?

Al igual que cualquier otro alimento, la chía no supone ninguna clase de riesgo para la salud, siempre y cuando no exista ninguna patología previa. Eso sí, es recomendable no abusar de ella. 

Debido a un alto contenido en fibra tan elevado, ingerir demasiada cantidad puede favorecer la aparición de problemas digestivos, como la distensión abdominal, la enfermedad de Crohn o gases, entre otros. 

La chía no se recomienda a personas que padecen diverticulosis, debido a que, el consumo de semillas de chía, con el tiempo, deriva en cierta dificultad para asimilar sustancias como el calcio o el hierro. 

En cambio, para dietas de adelgazamiento es uno de los mejores alimentos que pueden incluirse en la dieta. Eso sí, 100 gramos de chía aportan cerca de 500 kilocalorías. Con una cucharada al día es suficiente para todo el día.

 

Usos de la chía

Además de ser un superalimento, la chía tiene una serie de propiedades que ayudan a cuidar la parte externa del cuerpo. No es necesario ingerirla para obtener algunos de los beneficios extra que aportan.

Existen una serie de productos de uso externo, como champús, geles y lociones corporales que permiten hidratar el cuerpo, el cuero cabelludo y la descamación. Además, los sérums permiten combatir los primeros signos del envejecimiento y aportar la hidratación necesaria a las personas cuya piel sea de tipo sensible. 

 

Está claro que los usos de la chía son muchos, pero se recomienda no abusar de ella. De todas formas, los beneficios que pueden aportar son tantos, que es imposible no querer que se añada a la dieta de cualquier persona, de cualquier edad.

Las dietas saludables que incluyen la chía como uno de los alimentos fundamentales van en aumento. Pero ¿modifican el sabor de los alimentos? En absoluto. La chía tiene un sabor similar a la nuez pero mucho más sutil. Es una de las grandes ventajas de este superalimento. 

Recuerda aplicar siempre a regla general más importante. No existen los alimentos buenos y malos. La chía, como cualquier otra semilla, resulta un alimento de lo más nutritivo y sano, pero consumido en pequeñas cantidades. No es milagrosa.

Todos los alimentos con grandes beneficios, consumidos con moderación, son todo lo necesario para obtener grandes resultados dentro de una dieta saludable.